jueves, 20 de noviembre de 2014

¡¡¡NO MÁS MUERTAS EN JUÁREZ!!!

En este día, recordamos desgraciadamente a unas mujeres, apenas niñas, en algunos casos, que en busca de trabajo y viviendo de las zonas pobres del Sur de México, son secuestradas, violadas y asesinadas, en el Norte de México. Son las MUJERES asesinadas en Ciudad Juárez.
En 1993 comenzaron a desaparecer mujeres en la zona de Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua. De vez en cuando aparecía el cuerpo de alguna de ellas, torturada, violada y, finalmente asesinada. Sin pistas ni sospechoso. Año tras año, la cifra de desaparecidas aumentaba.Las cifras más optimistas apuntan a más de 800 casos en estos 21 años, Muchas ONGs y organizaciones internacionales indican que este dato refleja sólo las mujeres encontradas asesinadas, pero que llegan al millar las desaparecidas.
¿Por qué los encargados de impartir justicia intentan, por regla general, minimizar las dimensiones de esta ola de criminalidad? ¿Se pretende ocultar el grado de impunidad que impera en la resolución de estos delitos?. Pues si, seguimos hablando de Ciudad Juárez. Sólo hay que abrir cualquier medio de comunicación de esta ciudad, es fácil a través de la red, y se comprueba que la violencia acapara el 75% de las noticias.
La verdad es que, desgraciadamente, lo tienen fácil.
La fiscalía del Estado de Chihuahua también puntualizó que estos homicidios  se ajustan a un molde:  en su mayoría son jóvenes de tez morena, desempleadas o trabajadoras de la industria maquiladora o estudiantes que han sido secuestradas, violadas repetidas veces, torturadas, mutiladas y asesinadas. Sus cadáveres son tirados en lotes baldíos.
Debido a la falta de información seria, han surgido todo tipo de hipótesis sobre la causa de las muertes, crímenes pasionales, homicidas seriales, narcosatánicos, pornografía stuff, tráfico de órganos o de indocumentados.
Por el momento no se ha confirmado cuál es el móvil de los asesinatos, o si han sido cometidos todos por los mismos autores pero los homicidios y desapariciones continúan. Como se repite, en uno y otro informe la mayoría de ellas tenía características comunes:  al menos un centenar provenía de ambientes pobres, casi todas eran obreras, todas eran menudas, morenas y tenían el pelo largo. Gran parte de ellas no pudieron ser identificadas, todas fueron víctimas de violencia sexual y sin excepción, estranguladas.
¡¡LAS AUTORIDADES NO DAN SOLUCIÓN!!!



Los periodistas especializados en el caso catalogan de histórica la decisión, el 20 de Noviembre del 2010, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que condenaba al Estado mexicano como responsable por la muerte de Esmeralda Herrera Monreal de 15 años, Claudia Ivette González, de 19 y Laura Berenice Ramos de 17.Estas chicas desaparecieron en el 2001, sus familias todas de origen humilde, hicieron lo imposible por obtener información, no ya sobre el paradero de sus hijas, sino sobre el estado de la investigación.Pero cuando la madre de una de ellas, Irma Monreal, acudió a la policía, la respuesta que obtuvo desarmaba cualquier reacción:
"Señora, vaya y búsquela usted. Pregunte a ver que le dicen, y según lo que usted investigue, pues viene y nos lo dice".
Los cadáveres de las chicas no tardarían en aparecer, violadas y maltratadas, en una zona de negra leyenda llamada Campo Algodonero. Sus familiares tuvieron que enterarse por la prensa de la noticia, y no fue tarea fácil conseguir que las autoridades les permitiesen ver los restos para identificarlos.
La terrible impotencia de las familias de esas víctimas ante el trato inhumano recibido por parte de su propio gobierno les dio fuerzas para plantear esa denuncia internacional ante esa desidia total, así como por la "falta de prevención y de atención a lo que viene sucediendo desde hace demasiado tiempo". Esta resolución histórica de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, hará que el gobierno mexicano tenga que pagar por primera vez por su falta de diligencia en la investigación de los cientos de casos de mujeres torturadas, vejadas, violadas, mutiladas y finalmente asesinadas en Ciudad Juárez desde 1993.



La coordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la defensa de los Derechos de la Mujer, NORMA ENRÍQUEZ, explicó que los feminicidios no son un problema sólo de México, que existen muchísimos países donde la violencia a la mujer no se trata igual que a la del hombre. Es más, argumenta que "lo terrible es que la sociedad en alguna medida justifica esto: ¿qué tipo de mujeres son?¿son prostitutas? ¿son mujeres que transportan droga? generando dudas sobre la víctima, en lugar de sobre el agresor.Se ha convertido en un problema muy complejo, que está cruzado por el narcotráfico, las bandas, el crimen organizado, pero también tiene cobertura de algunas autoridades,por lo cual ha sido muy difícil abordarlo, pese a que se viene denunciando desde hace muchos años. Ni siquiera se sabe cuántas han sido asesinadas en realidad".

Desde este blog, vaya un recuerdo a las víctimas deseando que se HAGA JUSTICIA en este lugar del norte de México y en otros tantos lugares del mundo donde se ejecuta el FEMINICIDIO con total IMPUNIDAD.