miércoles, 25 de febrero de 2015

EL PATARICU

 


Son seres gigantescos que vivían en la legendaria isla de Eonavia, entre las costas del Eo y del Navia. Tienen un solo ojo y un finísimo olfato que les permitían detectar naúfragos de los cuales se alimentaban. La isla solo era accesible para los barcos que habían sufrido naufragio, llegando a sus costas arrastrados por la marea, de modo que los supervivientes se veían atrapados en la isla al no tener barco con que escapar de ella, siendo también víctimas del hambre de estos enormes cíclopes.
Además también raptaban a niñas y niños para que trabajasen como criados, engordarlos y luego comérselos.