miércoles, 11 de febrero de 2015

¡Toma Tomate!




Ya en el 700 a.C. el tomate se cultivaba en México. Existen evidecias arqueológicas que demuestran que el tomatillo, una variedad del tomate, ácida y de color verde, que aún se consume en México, fue usada como alimento desde épocas prehispánicas. Esto hace pensar que el tomate también fue cultivado, y usado en los pueblos originarios mesoamericanos, antes de la llegada de los españoles.

El tomate viajó a Europa desde Technochtitlán capital del imperio azteca, después de la conquista de los españoles. Los españoles distribuyeron el tomate a lo largo de sus colonias en el Caribe, después de la conquista de Sudamérica. También lo llevaron a Filipinas y por allí entró al continente asiático.

El alumnado del Ciclo llevó una plantilla de un tomate, para decorarlo en casa, con ayuda de su familia, y traerlos a clase para exponerlos en el corcho del aula.