miércoles, 11 de marzo de 2015

EL TRASGU

Es un duende pequeño, de apariencia humana, muy vivaz, de gesto picardioso, suele ser cojo y  tener la mano izquierda agujereada.
Se viste con blusa y gorro rojo. Es muy simpático, laborioso y le encantan las travesuras, le gusta hacer las bromas pesadas a los habitantes de la casa y no molestar... se puede comportar de forma contradictoria, unas veces ayudando a los habitantes de la casa en la que habita y otras tirando, ocultando, ensuciando, comiendo glotonamente lo que encuentra por la cocina.
Para que no vuelva a casa, puesto que tiene la mano agujereada y presume de dejar todo como lo encuentra, lo mejor es mandarle hacer una de estas 3 cosas:
  • extender linaza y que la recoja del suelo
  • poner blanca una pelleja de carnero negro
  • traer un paxu lleno de agua de mar
El trasgu, escrupuloso de su función, intenta recoger los granos, pero se le escapan por la mano agujereada. Al no poder hacer lo indicado, entonces avergonzado se va para no volver.